Descubre cómo realizar de manera adecuada la tala, poda y traslado de árboles en Bogotá y Cundinamarca. Conoce las diferencias entre estos procesos, los requisitos para obtener un permiso de aprovechamiento, y la importancia de seguir la normativa ambiental. Aprende sobre los tipos de poda y los riesgos asociados al no obtener el permiso necesario. Obtén información valiosa para garantizar la sostenibilidad ambiental y evitar consecuencias legales

¿Cuál es la diferencia entre tala, poda y traslado?

  • Tala: Es el acto de cortar árboles de forma completa e irreversible.
  • Poda: Consiste, esencialmente, en eliminar una parte de un árbol, arbusto o planta florífera con el objetivo de dirigir su crecimiento en una dirección que no afecte estructuras naturales o artificiales, o que solo resulte útil para las personas. Una vez que conocemos cuándo podar, es imprescindible conocer los distintos tipos de poda que se pueden realizar para seleccionar el adecuado según nuestro objetivo. Los tipos de poda más comunes son:
  1. Poda de formación: Se realiza en árboles y arbustos jóvenes para crear una forma o estructura concreta.
  1. Poda de saneamiento: Consiste en eliminar ramas secas y rotas de los árboles. La retirada de estas ramas dañadas es necesaria, ya que con el tiempo pueden representar un peligro al presentar un alto potencial de caída, causando daños materiales y personales.
  2. Poda de rejuvenecimiento: Aplicable a plantas abandonadas con el tiempo, busca controlar su volumen excesivo y anárquico.
  • Traslado: El bloqueo y traslado de árboles es una actividad silvicultural que consiste en cambiar permanentemente un árbol, palmera, arbusto, etc., de lugar con el fin de evitar fallas por vegetación en el sistema eléctrico aéreo, por razones de construcción o por cambios en la arquitectura del paisaje.

Antes de podar, talar o trasladar un árbol en el departamento de Cundinamarca y su capital, debes solicitar un permiso de aprovechamiento. El permiso está basado en un diagnóstico inicial realizado por profesionales forestales con apoyo de otras disciplinas, que pueden ser profesionales de entidades privadas o públicas.

Descubre cómo realizar de manera adecuada la tala, poda y traslado de árboles en Bogotá y Cundinamarca. Conoce las diferencias entre estos procesos, los requisitos para obtener un permiso de aprovechamiento, y la importancia de seguir la normativa ambiental. Aprende sobre los tipos de poda y los riesgos asociados al no obtener el permiso necesario. Obtén información valiosa para garantizar la sostenibilidad ambiental y evitar consecuencias legales

¿Qué es el permiso de aprovechamiento o autorización forestal para árboles aislados?

Es el permiso o autorización que otorga la CAR para aprovechar, talar o trasplantar árboles aislados de bosque natural o plantado, localizados en terrenos de dominio público o en predios de propiedad privada. Estos árboles deben encontrarse caídos o muertos por causas naturales o, por razones de orden sanitario, ubicación y/o daños mecánicos, estén causando perjuicio a la estabilidad de los suelos, canales de aguas, andenes, calles, obras de infraestructura o edificaciones.

¿Cuándo es necesario solicitar el permiso de aprovechamiento forestal para árboles aislados?

Cuando hay árboles de bosque natural o plantado en terrenos públicos o privados que se encuentren caídos o muertos por causas naturales, o que por razones de orden sanitario debidamente comprobadas requieran ser talados.

Cuando se requiere realizar remodelación o ampliación de obras públicas o privadas de infraestructura, construcciones, instalaciones y similares que impliquen talar, trasplantar o reubicar árboles aislados en centros urbanos. En este caso, la CAR verificará la necesidad de tala o reubicación, emitirá un concepto técnico y autorizará las actividades, obligando al interesado a reponer las especies que se autoriza talar, señalando las condiciones de la reubicación o trasplante cuando sea factible.

¿Por qué es importante solicitar el permiso de aprovechamiento forestal para árboles aislados?

Este proceso garantiza el manejo apropiado y sostenible de diversas especies, optimizando los beneficios de sus servicios ambientales, sociales y económicos, junto con la prevención y mitigación de riesgos y/o daños a la infraestructura.

Descubre cómo realizar de manera adecuada la tala, poda y traslado de árboles en Bogotá y Cundinamarca. Conoce las diferencias entre estos procesos, los requisitos para obtener un permiso de aprovechamiento, y la importancia de seguir la normativa ambiental. Aprende sobre los tipos de poda y los riesgos asociados al no obtener el permiso necesario. Obtén información valiosa para garantizar la sostenibilidad ambiental y evitar consecuencias legales

¿Qué consecuencias pueden suceder cuando no se solicita este permiso?

Quienes realicen el aprovechamiento sin el permiso o autorización respectiva asumirán la imposición de medidas preventivas por parte de la autoridad ambiental, que incluyen amonestación escrita, decomiso preventivo, aprehensión preventiva de especímenes y productos, suspensión de obra o actividad, y el inicio de un procedimiento sancionatorio ambiental, con sanciones establecidas en la Ley 1333 de 2009, como multas diarias, revocatoria o caducidad de licencia ambiental, decomiso definitivo, restitución de especímenes y trabajo comunitario.

Además, quien realice esta actividad sin el respectivo permiso o autorización de la autoridad ambiental competente estará alterando los recursos naturales, específicamente la fauna y flora, y no garantizará el disfrute continuo y sano del medio ambiente.

¿Ante qué entidad se puede gestionar el permiso de tala, poda o traslado?

Ante la autoridad ambiental competente, en este caso, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR, encargada de otorgar los permisos dentro de los municipios que conforman su jurisdicción.

Ojo, si talas o podas un árbol, debes cumplir con los requerimientos de la resolución o permiso concedido. Los requisitos más comunes son:

Antes de realizar la tala o poda recuerda:

  • Realizar inventario de los árboles (Aplica para 1 en adelante), lo realiza un profesional forestal mediante informes o fichas técnicas por árbol.
  • Solo un profesional forestal con tarjeta profesional puede realizarlo.
  • Contar con un informe o concepto de avifauna.
  • Socializar a la comunidad (viviendas o barrios cercanos) sobre la intervención a realizar, si la resolución lo solicita.

Después de realizar la intervención recuerda:

  • Presentar el informe y formatos solicitados por la entidad, si aplica.

Normatividad:

Ley 99 de 1993 – Decreto 1076 de 2015, Acuerdo CAR 28 del 30 de noviembre de 2004

Escrito por: Erika Pinzón Caro

logo maat ingeniería ambiental gestión integral de residuos demolición sostenible, descontaminación de suelos Colombia

¿Necesitas asesoría en actividades forestales, silviculturales o ambientales?

Comunicate con nosotros

Compartir

Te puede interesar